Prohibido obsesionarse con la báscula.


Si quieres un consejo, nunca de osbsesiones con tu peso corporal, ni con los números de la báscula.

Sus datos son algo muy relativo.

Un ejemplo:

Comienzas a hacer ejercicio para eliminar grasa.

Debido al ejercicio pierdes 1 kg de grasa, pero también tonificas y ganas músculo (el músculo pesa más que la grasa), por ejemplo, 1 kg.

Han pasado dos semanas desde que empezaste. Te subes a la báscula y... ¡sorpresa! Pesas exactamente lo mismo.

Te cagas en todo y piensas que no vale la pena, recurres a dietas poco saludables en las que sí pierdes peso, pero no grasa...

Pero eso es totalmente absurdo. Realmente ha habido un cambio brutal de 2 kg (1kg menos de grasa y 1kg más de músculo).
--------------------

Es un ejemplo exagerado, ya que en dos semanas no vas a ganar 1kg de músculo, pero es para que se comprenda la idea.

Hay otros factores que influyen en tu peso: como el agua corporal en el momento de pesarse, el momento del día en que te peses, lo que hayas comido, ido al baño, bebido o sudado ese día.


Así que solo ten en cuenta una cosa:

¿ESTÁS HACIENDO LO CORRECTO PARA LOGRAR TU OBJETIVO? ¿ESTÁS SIGUIENDO LOS PASOS ADECUADOS CON CONSTANCIA Y DISCIPLINA?

Pues tranquilo/a, puedes estar seguro/a de que lo vas a lograr. O mejor dicho... ya lo estás logrando.

Solo hay dos formas de fracasar en algo:

1. No intentarlo.-
2. Abandonar.

¡Ánimo!