HIDRATARTE SOLO CON AGUA TE PUEDE MATAR



Pues sí, tal cual. Hidratarte únicamente con agua durante una actividad física de alta intensidad puede llegar a causarte la muerte. Y así ha ocurrido en numerosas ocasiones. Es lo que se conoce como hiponatremia.

A estas alturas todos sabemos de la importancia de estar correctamente hidratados a la hora de practicar algún deporte. Los que más empeño ponen en hidratarse son los deportistas de resistencia, ya sean runners, ciclistas, triatletas… Ellos saben que, debido a su tipo de actividad física, necesitan rehidratarse a conciencia. Los entrenamientos/competiciones de alta intensidad provocan elevadas sudoraciones en el deportista. Muchos de ellos ya son conscientes de que no solo es agua lo que se pierde mediante el sudor y que, por lo tanto, no es lo único que necesitan reponer. Hablamos de las sales minerales.

Hidratarse no significa solo beber agua, sino tener una correcta proporción de esta, así como un correcto porcentaje de electrolitos presentes en el plasma sanguíneo.  A través del sudor perdemos elementos tan importantes como el sodio, el cloro, el potasio, el magnesio, el calcio o el cinc. La opción más inteligente es recurrir a bebidas hidroelectrolíticas, que contengan todos esos minerales.

Una deshidratación de tan solo un 2% pondrá en peligro tanto tu rendimiento físico como tu masa muscular. Y no importa si eres un corredor de fondo o ciclista, tu masa muscular es importante y fundamental para preservar y mejorar tu rendimiento deportivo.

Durante tus entrenamientos deberías llevar siempre tu bidón de agua con sales, y beber unos 200-300 ml cada 30 minutos. Al finalizar tu entrenamiento —o competición— deberías reponer ½ Litro de agua por cada ½ Kg perdido durante la actividad física.

Para actividades más cortas y menos intensas bastaría con hidratarse solo con agua. Sería el caso de un entrenamiento con pesas de unos 45’ a intensidad media-alta. Pero la situación varía a medida que aumentamos la intensidad y duración del entrenamiento. Por ejemplo:1h de entrenamiento con pesas a alta intensidad (descansos cortos, cargas elevadas…) y 30’ de cardio.

Como veis, estos consejos están más bien dirigidos a deportes de resistencia. Es prácticamente imposible que un culturista pierda la vida por hidratarse únicamente con agua. Pero no ocurre lo mismo con un corredor de fondo, un ciclista o triatleta.

Lo que algunos deportistas no alcanzan a entender es que cuanta más agua bebemos, durante la actividad física, más nos drenamos y, por lo tanto, más minerales perdemos. En el caso del magnesio puede que solo tengamos que soportar algún que otro calambre. Pero la pérdida de sodio es letal. A su vez, el sodio se encarga de retener el líquidos —de mantenernos hidratados—, por lo que, a mayor pérdida de sodio, mayor deshidratación. Esta falta de sodio produce un desequilibrio hidroelectrolítico letal para el cerebro.

Es el caso —entre otros— del triatleta británico de 30 años que perdió la vida en el Ironman de Frankfurt en 2015. El diagnóstico: Falta de sodio.

Según las declaraciones de Leo Latasch, director de los servicios de emergencia de Frankfurt:
El deportista NO INGIRIÓ MUCHAS SALES DURANTE LA CARRERA. Al cruzar la meta perdió el conocimiento y empezó a tener convulsiones. Tomamos las medidas necesarias, pero no se pudo hacer nada para salvarle la vida. LA CAUSA DE SU MUERTE FUE LA FALTA DE SUMINISTRO DE SALES EN SU CUERPO, BEBIÓ MUCHA AGUA, PERO ESTA CARECE DE SODIO, y el cuerpo cuando suda pierde todo el sodio. La falta de este mineral provoca un desequilibrio hidroelectrolítico en el cerebro”.

Puede que estés pensando que tú, por correr 10km o recorrer 40km en bicicleta, no vas a morir. Es cierto, tienes toda la razón. Pero ten en cuenta que ese daño no llega de repente. Si mueres llegando a cierto punto es porque has pasado por todo un proceso, durante todo el recorrido, en el que has ido dañando tu cuerpo poco a poco hasta llegar hasta la muerte. Quizás no mueras por correr una media maratón e hidratarte solo con agua pero, desde luego, no le estás haciendo ningún bien a tu cuerpo, es decir, a tu salud. Y se supone que el deporte es salud, ¿no es así?

Así que se consecuente y responsable con lo que haces. Tomar una bebida con sales minerales no te hace ser menos “natural”. No tomarla te hace ser mucho más insensato.

Haz deporte, pero recuerda:
· Reponer lo gastado.

· Reparar lo dañado. 

Puedes reponer tus minerales, y aportar hidratos de rápida asimilación, con los siguientes productos:







No hay comentarios:

Publicar un comentario