LA VITAMINA C REDUCE LOS NIVELES DE CORTISOL



Desde hace tiempo ha sido muy habitual el uso de vitamina C por sus beneficios a la hora de reforzar nuestro sistema inmunológico, incluso por su potente efecto antioxidante, pero es desde hace pocos años que se está utilizando esta vitamina por su probada efectividad a la hora de frenar el catabolismo tras realizar ejercicio de alta intensidad.

Varios estudios han demostrado que la Vitamina C es capaz de combatir el cortisol, considerada la “hormona del estrés”, y culpable de ciertos procesos catabólicos. El catabolismo muscular se produce cuando nuestro organismo empieza a nutrirse de sus propios tejidos (consumiendo masa muscular. Además, un aumento de la hormona cortisol está directamente relacionado con un considerable descenso de los niveles de testosterona.

Así pues, suplementarse con vitamina C tras la práctica deportiva de alta intensidad puede reducir el daño evitando que se disparen los niveles de cortisol plasmático. La ingesta de vitamina C puede ser muy beneficiosa en cuanto a rendimiento deportivo para deportes como triatlón, maratón… o entrenamientos de hipertrofia muscular. A esa conclusión llegaron como fruto de su estudio Davison G. Gleson M, Phillips S (1).

Peters EM demostró junto a sus colaboradores en 2001 los beneficios de la vitamina C frente al cortisol en atletas de resistencia aeróbica. El primer grupo ingirió 1500 mg de Vitamina C, el segundo fue suplementado con 500 mg y al tercero se le suministró un placebo. El primer grupo, el que tomó 1500 mg de vitamina C, presentó niveles al resto en cuanto a la hormona cortisol (2).

Otro estudio realizado en 2008 por Carrillo AE y col. Tuvo la participación de 12 personas divididas en dos grupos. Un grupo tomó 500 mg de vitamina C tres veces al día, y al otro grupo s ele administró placebo. Todos ellos realizaron ejercicio físico en bicicleta durante 2 horas. Se recogieron muestras de saliva pre, post y 72 horas después del ejercicio. El resultado fue que el grupo que había consumido vitamina C presentaba un descenso del cortisol considerablemente mayor que el grupo que tomó placebo (3).

Los estudios nos demuestran que, efectivamente, la vitamina C evita que tengamos elevados picos de hormona cortisol, que nos lleva al catabolismo muscular y al descenso de los niveles de testosterona.

No obstante, los estudios se realizaron en atletas, sometidos a un esfuerzo físico de alta intensidad. La dosis diaria recomendada para un adulto sedentario es de 90 mg en hombres y 75 mg en mujeres. Si no practicas algún deporte de resistencia, o de entrenamiento de hipertrofia muscular, debería ser suficiente con el aporte de vitamina C que encontramos en los alimentos.

(1) Davison, G., Gleeson, M. The Effect of Two Weeks Vitamin C Supplementation on Immunoendocrine Responses to 2.5 Hours Cycling Exercise in Man. European Jouranl of Applied Physiology. 2006. 97)4), 454-461.

(2) PETERS, E.M., ANDERSON, R., NIEMAN, D.C., FICKL, H., JOGESSAR, V. (2001) Vitamin C supplementation attenuates the increases in circulating cortisol, adrenaline and anti-inflammatory polypeptides following ultramarathon running. Int J Sports Med. Oct;22(7):537-43.

(3) CARRILLO, A.E., MURPHY, R.J., CHEUNG, S.S. (2008) Vitamin C supplementation and salivary immune function following exercise-heat stress. Int J Sports Physiol Perform. 3(4):516-30.





Si deseas adquirir VITAMINA C al mejor precio, necesitas ampliar información o simplemente deseas recibir asesoramiento, contacta conmigo a través del enlace de más arriba.

Soy especialista en nutrición deportiva. Trabajo con más de 60 marcas y ofrezco los mejores precios, incluso compitiendo con los precios de Internet. Si quieres informarte sobre algún suplemento en concreto, por favor, contacta conmigo. Estaré encantado de ayudarte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario