ETIQUETAS A REVISIÓN | YOGUR 0%


De nuevo, vas al "súper" a comprar algo saludable y ves estos yogures:

✔️ “Línea”: Lo que te hace pensar que son muy saludables, y que con ellos cuidarás tu figura.
✔️ “0% Materia grasa”
✔️ “0% Azúcares añadidos”

Vamos, ¡un producto sanísimo! ¿o no?

Bueno, antes de nada, he de decir que lo cierto es que no vas a ver peligrar tu figura, y que si lo que te interesa es el valor nutricional (kcal y macros), no hay ningún inconveniente en que consumas este producto.

Pero ya me conocéis. Yo antepongo siempre la salud a la estética, y este producto de saludable tiene bien poco (por mucho que nos engañen con su apariencia. 

💀 Aspartamo: Fijaos que tiene (**) y al final dice “Contiene una fuente de fenilalanina”. Esto no es para que el consumidor piense “ah, bien, contiene algún ingrediente o derivado de algo llamado fenilalanina”. No, es un aviso (advertencia) que están obligados a poner, como ocurre con el tabaco (“Fumar puede matar”…). Aunque el aviso, legalmente, va más bien dirigido a personas que padezcan una alteración congénita llamada fenilcetonuria. 

Varios comités, como el Comité Científico de la Alimentación Humana (SCF) y el JECFA (Comité conjunto de Expertos en aditivos alimentarios de la Organización Mundial de la Salud, (OMS), y agencias como la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) dan por válido su consumo, y afirman que no existe riesgo a excepción de la patología antes mencionada.

Pero la realidad es que el Aspartamo es un edulcorante prohibido en varios países (E.E.U.U, Islandia, Noruega, Japón y Filipinas…) y en otros países, como Canadá, se comercializa con la advertencia de que puede producir cáncer.

Estudios en animales así lo han demostrado. Además, se cree que puede tener efectos neurotóxicos. Existen casos documentados de pérdidas de memoria, epilepsia, depresión, cefaleas, empeoramiento de Alzheimer, tumores cerebrales…

¡Ojo! Hay unos 9.000 productos en supermercados con este aditivo. ¿El más conocido? Una supuesta bebida saludable, esa que contiene Zero calorías ¿me pillas?

Pero esto no acaba aquí. Este saludable yogur aún nos aguarda más sorpresas.

💀 Colorante: ácido carmínico. Es decir, cochinillas (un tipo de insecto, para el que no lo sepa). Y no es ser un insecto por lo que lo juzgo. No hay estudios suficientes, pero parece ser que podría ser cancerígeno y aumentar la hiperactividad en niños. Yo, por si acaso, prefiero prevenir. “Cuando el río suena…”.

💀 Caramelo de sulfito cáustico: ¡Otra joya! Podría (y digo “podría”, pero sigue siendo un aditivo a evitar) ser cancerígeno y mutágeno (que altera nuestra información genética).

PD: Este me lo acabo de comer, y lo compré por ir con prisas y no mirar. Sí, exacto, me engañó su aspecto. “En casa de herrero, cuchillo de palo”. 




ETIQUETAS A REVISIÓN | PECHUGA DE PAVO EN LONCHAS



Típico. Vas al supermercado a buscar algún alimento saludable para tu merienda y....¡zasca! Mierda por un tubo.

Veamos qué contiene este alimento tan aparentemente light:

✔️ Pavo: 65%  ¡Gracias por incluir algo de pavo!
✔️ Agua: Segundo ingrediente, por lo tanto es el segundo en mayor cantidad.
✔️ Proteína de soja: Así aportamos valor nutricional a la etiqueta.
✔️ Jarabe de glucosa: Un azúcar enmascarado, que conviene evitar.
✔️ Cloruro potásico: Inofensivo en pequeñas dosis, pero en altas dosis causa: vómitos, hemorragias, diarreas...¡mejor evitarlo!
✔️ Azúcar: Más azúcar añadido al pavo, por que sí, por que les da la gana.
✔️ Carragenano: Existe controversia: se le considera inofensivo pero en estudios en animales se han detectado aparición de tumores, colitis, úlceras, problemas en el crecimiento...
✔️ Sorbitol: Una parte fermenta en el intestino grueso produciendo gases. Se cree que podría reducir la asimilación de la vitamina B6. Totalmente prohibida en alimentos para bebés ¿Por qué será?
✔️ Tripolifosfato de sodio: Utilizado en la fabricación de productos de limpieza, ¡no digo más!
✔️ Citrato de sodio: OK!
✔️ Isoascorbato de sodio: También OK!
✔️ Nitrito de sodio: ¡PELIGRO!! Puede provocar cáncer, náuseas, hiperactividad, asma...

Este producto es solo de ejemplo, no os fijéis en que sea de "marca blanca" porque el resto que he visto, siendo de marcas conocidísimas, eran igual o peor. De hecho, si os fijáis, este está elaborado por ELPOZO.

Lo peor es que nos incluyen textos que nos dan a entender que es un producto muy saludable: "Bajo contenido en GRASA" ( y "grasa" en mayúscula), "Contenido reducido en SAL", "Sin GLUTEN" (aunque esto último lo pongan por info para celíacos, saben que da apariencia de ser más saludable). Aunque hay que decir que todo eso que indican es verdad. ¿Para qué fijarse entonces en los ingredientes? ¿No? Ahí está la cuestión.